A los amigos ausentes.

Me dijeron escribe sobre Ciudad pero no puedo pensar en otra cosa que no sea el amor. Resulta que la ciudad tiene sentido solo cuando existen historias que contar, que la ciudad de uno es una casa cuando se tiene a quien regresar. Entonces las historias que contamos son historias de amor sin mas, porque solo existimos cuando el otro existe y porque la única manera de ser feliz es cuando las personas que me rodean están felices también.

Por eso la ciudad es solo el espacio donde ocurren las historias. La ciudad es el escenario y nosotros somos  Holmes, Débora o la Maga.  (Póngase usted un nombre y elija una historia que vivir, no olvide la máscara).

En la Ciudad no hay un límite entre el público y el actor, el actor rompe la pared invisible y es público y actor a la vez, y el turista que viene de lejos deja de ser espectador y es parte del circo desordenado y amado al que llamamos ciudad. El turista toma unas lindas fotos sin saber que durante el tiempo que el habitó ese lugar, también construyó ciudad.

La ciudad se sigue construyendo conforme avanza la obra, unos personajes mueren (puede ser heroicamente o atrancados con un maíz) y dan lugar a los nuevos personajes que crecen en esta escenografía heredada.  No hay personaje que sobreviva, todos mueren. Y por lo menos una vez mueren de amor, y ahí la ciudad es el mejor escenario porque como le he escuchado al Pablito decir, “La ciudad es un mundo cuando se ama a uno de sus habitantes”.

A los amigos ausentes.

Esteba Calderón

trizquel-logo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s