Un buen diseño

Un buen diseño arquitectónico es aquel que apunta a una meta. Como en un laberinto, en medio de lo que parecería ser un extravío, cada paso es su solución.

El fin no es una salida, sino perdernos, y el mejor diseño es aquel que más bifurcaciones nos plantea.

Hay que pensar siguiendo la metáfora -y marcando sus diferencias- que buscar perderse se da solo en la intensión de hallar la salida, es dar el paso en falso “inventando” una caída.

Parecería para un tercero que después del traspié simplemente las cosas caen por su propio peso, pero el arquitecto sabe que para encontrar la solución hay que diseñar primero el problema.

Autor: Santiago Rueda M

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s