gravedad-cubo

Orden, caos y arquitectura

A quien se le pudo ocurrir que la tierra es una superficie cuadrada, si tal figura no consta en la naturaleza que se nos dio a la percepción? A quien se le pudo ocurrir un cubo? o una elipse, si el movimiento planetario es algo que ni siquiera se nos escapa como la arena de las manos, no tenemos brazos que abracen estas concepciones. Sin embargo no resulta difícil concebir una figura geométrica (medida de la tierra) elemental. La gravedad nos ordena el plano de la horizontalidad y la verticalidad, basta con empezar a jugar con las proporciones lados iguales, caras diferentes, cortes a la superficie, un juego de niños como los de los famosos Pitágoras, Galileo, Euclides, Gaus…

El orden Universal se formaliza matemáticamente, Pi, una proporción que nace de la esfera se comprueba muchas veces en otros modelos naturales y abstractos. El juego de los números nos sorprende con leyes que parecen esconder todavía misterios. El orden natural universal capaz de ser abstraído por la matemática sigue siendo un tema inconcluso y hasta parecería delirante.

Los arquitectos diseñan con ideas, el cubo, el plano la proporción no son naturales, o al menos no una propiedad directa de nuestra percepción fenomenológica, diseñar con un cubo es diseñar con la representación espacial de una idea de proporción horizonte y verticalidad. El cubo no le queda al hombre a la medida de sus sentidos o su cuerpo, el cubo es al hombre por su racionalidad, porque representa la lógica en al que se mueve su pensamiento. Somos 1 y 0, ausencia y presencia, lo simbólico es pura diferencia. Nuestra razón y sin razón obedecen a una lógica que se ordena matemáticamente, que se formaliza en cuadros de verdad, en proporciones y medidas.

No es aleatorio que elijamos un cubo para crear un hábitat, sin embargo lo estamos haciendo a imagen y semejanza de nuestras ideas, ventajosamente la gravedad, real que ordena también nuestras posibilidades simbólicas nos permite no solo imaginarlo, sino dibujarlo y construirlo. El verdadero diseño es un diseño de ideas que pueden representarse espacialmente. Sin embargo, los hechos arquitectónicos no están solo formados de proporciones geométricas, un cubo no es un cubo, es una forma de pensamiento, es una nueva manera de ver los procesos históricos, es posibilidad, cárcel, encierro, limpieza, abstracción… El cubo es un significante que se significa en la medida en que se relaciona con otros, relaciones tan complejas como la no-naturaleza humana.

La coherencia no está en la forma y su proporcionalidad o belleza, sino en el discurso que sostiene la determinación del proceso arquitectónico. El cubo, elemento totalmente indeterminado se determina en esta relación que el arquitecto diseña. Los arquitectos diseñan un discurso en base a un lenguaje arquitectónico para encontrar la manera de representarlo, de escribirlo, en el formato de la gravedad y la luz.

Anuncios

Un comentario en “Orden, caos y arquitectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s