La calle, el espacio para lo cotidiano

En un intento de tratar de comprender la arquitectura más allá de los conceptos convencionales de lo que entendemos como espacio para el domicilio, espacio para el trabajo, la calle y sus relaciones, nos encontramos con este texto del filósofo chileno Humerto Giannini, Una reflexión de lo cotidiano. Este texto nos da una mayor comprensión de la importancia del espacio como tal para el desenvolvimiento de la vida cotidiana y sobre todo de la calle y de su verdadero sentido democrático como espacio público.

La arquitectura y el urbanismo siempre deberían estar ligados a los conceptos que aquí se plantean para así lograr comprender los alcances que tiene el hecho de proyectar una edificación y construir ciudad.

Les dejamos el texto completo: La reflexión de lo cotidiano y además algunas extracciones del mismo.

“Tal domicilio representa muchísimo más que un espacio cerrado en el que la bestia o el hombre se guarecen de las inclemencias del tiempo o de la codicia de sus enemigos. La casa más aún que el paisaje, es un estado del alma”.

“El regreso a sí mismo, a un sí mismo cuya problemática no podemos discutir inmediatamente, está simbolizado por este recogimiento cotidiano en un domicilio personal conformado por espacios, tiempos y cosas familiares que me son disponibles. Este hecho cotidiano contribuye, digamos lo menos, a que difícilmente llegue a cuestionarme mi propia identidad”.

“La calle cumple así el oficio cotidiano de comunicar estos extremos: el lugar del ser para sí (domicilio) con el lugar del ser para los otros (trabajo). Propiamente hablando, es el medio primario, elemental de la comunicación ciudadana. Lo es en el sentido indicado de comunicar, de unir los extremos de la ruta; pero lo es también en el sentido de hacer presente, de mostrar allí, en ese espacio ocasional de convergencia y apertura, lo que a los transeúntes pudiera deterner e interesar, todo a través de una técnica sofisticada que invade espacios y pausas, en el desmesurado intento de meterse en la conciencia desprevenida del transeúnte. Pero la calle es comunicación también en el sentido de ser lugar de encuentros ocasionales entre los que van por sus propios asuntos y que en este ir y venir pre-ocupado conforman la humanidad patente, visible del prójimo”

Victor Kolár
Ostrava 1979, Victor Kolár

Autor: 3+1 arquitectura

Anuncios

2 comentarios en “La calle, el espacio para lo cotidiano

  1. La calle …a donde salimos diario, por la que transitamos, es sin lugar a dudas el enlace de nuestros sitios de vivencias. Al salir a la calle, por la calle o través de ella nos llenamos de experiencias y esas son las que finalmente compartimos. Indispensable entonces que ese espacio sea siempre motivador.

  2. Justamente compartimos esa reflexión, ojala como arquitectos nos preocupáramos más en nuestro proyectos del espacio público y de la arquitectura en relación a la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s